Posteado por: cmorlape | noviembre 12, 2008

Las “Pangolas” toman calles de Hato Mayor


Están como las verdolagas en los potreros y su mote le deviene, precisamente, porque son capaces de echarse en cualquier pastizal a disfrutar del sexo rápido por paga

HATO MAYOR.-Las “Pangolas”, con este mote han sido bautizadas algunas jóvenes que pululan por las calles de Hato Mayor, haciendo sexo a la brigandina a toda horas del día y la noche por paga.

Bien vestidas y pelos arreglados, las jóvenes ofertan su cuerpo a cualquier transeúnte, muy especialmente en horas nocturnas, que es el horario de mayor operatividad.

Se les tiene como “la saca leche” y abundan más en los barrios populares, pero que en horas nocturnas toman el centro de la ciudad, para focalizar a incautos hijos de ricos que apenas inician la actividad sexual.

Están como las verdolagas en los potreros y su mote le deviene, precisamente, porque son capaces de echarse en cualquier pastizal a disfrutar del sexo rápido por paga.

Los inexpertos jóvenes, aquellos que apenas empiezan a conocer las relaciones sexuales, son su fuerte, a quienes cobran entre 200 y 400 pesos, dinero que dedican para comprar zapatillas, aretes, jeans, para cada día confundir más a los incipientes del amor.

Nadie casi sabe los nombres originales de ellas, pero hay pangolas en Las Malvinas, Las Chinas, Villa Ortega, Gualey, Punta de Garza, Puerto Rico, Ondina y otros sectores de Hato Mayor.

El nuevo estereotipo del sexo joven, también se ha reproducido en los municipios de El Valle y Sabana de la Mar, donde además se le ve frecuentar en burdeles y colmadotes.

Las nuevas pirujas o pindongas del sexo moderno, caen en esta baja práctica, debido muchas veces a la estrechez económicas en que se desenvuelven en el hogar e invitadas en muchas ocasiones por jóvenes ligados a pandillas, la venta y consumo de drogas narcóticas.

En Hato Mayor se habla tanto de “Las Pangolas”, que ya en barrios y hasta centros escolares, es tema de debate entre la juventud “si tuviste anoche con una pangolita”.

Muchas visten con pocas ropas y en el pueblo se comenta que algunas de ellas estarían afectadas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y que jóvenes han sido infectados por la plaga del siglo.

Algunas se aplican humectantes para lograr brillo en sus piernas y poder atraer a los incautos e ingenuos jóvenes.

El surgimiento de esta nueva forma de hacer prostitución callejera, no está siendo perseguida en Hato Mayor, a pesar de que entre Las Pangolas” participan menores de edad, que son seducidas por otras adultas, sin que los padres o tutores tengan conocimiento de lo que está ocurriendo.

Parece ser que las autoridades judiciales y policiales no tienen conocimiento de la situación que se está produciendo en torno a “Las Pangolas”
Ya son un enjambre por el número de menores y adultas que merodean el parque
Mercedes de la Rocha y pernoctan en “carrandales” y colmadotes, ante la indiferencia de las autoridades competentes.

Autor: Manuel A. Vega
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 870 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: